Si hace un par de semanas hablé de brand integration, esta semana, como no, toca de hablar de branding content.

Este concepto es casi el opuesto de brand integration y es que el branding content consiste en una imposición de la marca o un anuncio descarado dentro de un contenido audiovisual.

Que es branding content

© Fotografia Cedida Por Soul Reaper Photography

El branding content es la forma de insertar marcas y publicidad dentro de nuestra obra audiovisual, ya sea a través de un apartado, una escena que incluya esta publicidad, o a través de pago directo de la marca por la obra en sí.

A esta última podríamos llamarla publicidad ficticia o encubierta, ya que una forma menos descarada que las dos primeras y de esta forma podemos montar una pieza de ficción interesante en torno a la marca.

Ejemplos de branding content

Existen muchos ejemplos de branding content, sobre todo en series españolas de situación donde podemos ver por ejemplo un desayuno sustancioso en un apocalipsis. O una familia ejemplar tomando una cena de marca.

En estos últimos años ha sido frecuente ver cortometrajes realizados por marcas, y enviados a un sin fin de concursos, con los que realizar una correcta distribución. Esto lo hemos podido ver en la selección anual de cortometrajes de FEC villamayor.

Estos cortos son muy competentes,  con historias muy interesantes y suelen tener actores experimentados. En los últimos años hemos podido ver marcas como Coca Cola, el banco Santander o Audi, en el caso de este último año con un corto más que interesante.

Ventajas e Inconvenientes del branding content

Es bastante obvio que el branding content parte en clara desventaja frente al brand integration, y es que desde su definición estamos dependiendo de un marca que tiene que dar el visto bueno definitivo.

Mientras como vimos en el post anterior el brand integration encaja perfectamente en la historia, teniendo la decisión final el creativo o la productora, pudiendo variar y esconder la marca si fuera necesario, o incluyendo en su defecto alguna marca inventada, si nos cuadra ninguna marca dentro de nuestra escena.

Sin embargo uno de los puntos más fuertes del branding content es que la aportación de la marca que quiere realizar esta destacada publicidad puede ser bastante más sustanciosa que la del brand integration, pudiendo por tanto ser una muy buena fuente de ingresos y pasando a formar parte de una producción ejecutiva que debe tener peso en la obra.

En resumen

En definitiva viendo este concepto de branding content y el anterior de brand integration podemos ver cuál se adaptaría mejor a nuestra obra, o cual nos vendría bien en cada momento. Y ya sabéis, si tuviéramos la oportunidad de que una marca participara, no deberíamos desperdiciar la oportunidad, siempre y cuando sepamos qué papel tiene que jugar en cada momento.