Hoy voy a hablar de uno de los aspecto que se han puesto de moda en todos los medios en los últimos años, el contenido audiovisual.

Y es que con la irrupción de miles de webs y sus redes sociales, plataformas, y televisiones, la creación de contenido audiovisual ha sido una máxima para poder mantenerse al día en cualquiera de estos medios.

Que es un contenido audiovisual

El contenido audiovisual se refiere por definición a las imágenes y al audio que estás puedan producir.

En otras palabras todo lo que ves y todo lo que oyes es contenido audiovisual. Este contenido se crea por norma general en ámbito de ficción controlado, ya que muestra lo que se quiere expresar con dichas imágenes y audios.

No obstante no podemos olvidar el contenido audiovisual documental y otros reportajes, que a pesar de tener parte de ficción, por la edición, su principal objetivo es mostrar la realidad.

Contenido audiovisual de usar y tirar

Hoy en día el consumo audiovisual se ha disparado exponencialmente. Las redes sociales, páginas webs y la batalla entre plataformas y televisiones han hecho que muchos de los contenidos sean de usar y tirar, dejando en muchos casos de apreciar el trabajo y el empeño puesto en algunas producciones.

En mucho casos esto no quiere decir que carezcan de calidad, sino que tienen una vida útil más corta que el contenido audiovisual de los 90 por ejemplo.

Podríamos ver ejemplos en publicidad, donde vemos que hay que renovarse cada año. Videos corporativos, un esencial hoy en día para todas las marcas, que hay que renovar cada cierto tiempo, videoclips, en los que cantantes tienen que poner atención en cada single, cada vez más cercanos entre sí, etc.

Contenido audiovisual de calidad

Grabacion de eventos y conferencias

Podemos seguir encontrando contenido audiovisual de muchas características hoy en día, pero la especialización y la competencia ha hecho que en general este contenido audiovisual de un salto en calidad.

Es por esto que cuando se busca la creación de un contenido audiovisual, ya sea publicidad, ya sea videoclips, vídeos corporativos, etc., para todo los medios posibles, lo primero que se busca es el precio, pero siempre debemos ir más allá, debemos de establecer unos parámetros de calidad, atención y precio.

No debemos olvidar que aunque la calidad por regla general haya subido, los profesionales siempre van a atender el video requerido durante un tiempo determinado, y este tiempo ira en función de lo que el cliente esté dispuesto a pagar.

Que hay que tener en cuenta para contratar un video

En definitiva y resumiendo este breve post acerca del contenido audiovisual, hemos de tener en cuenta, si vamos a contratar un video, lo siguiente:

– Para qué queremos el video.

– Que vida util va a tener.

– Cuánto estamos dispuestos a invertir para destacarnos sobre nuestra competencia.

Si tenemos esto en cuenta estos puntos sin duda vamos a triunfar con el video que hagamos en cuestión, y no dudes siempre en preguntar y dejarte asesorar por expertos.