Todos los amantes del cine en algún momento de nuestra vida hemos oído hablar de la noche América. Pero eso que realmente, ¿es una noche idílica? O es por el contrario un recurso cinematográfico. En este post vamos a ver qué es la noche americana y como se realiza.

La noche americana es una técnica cinematográfica que intenta imitar un escenario nocturno, para la consecución de una escena, con la particularidad de que se rueda de día. Si, hay radica el secreto de la noche americana, habéis leído bien se rueda de día, pero, ¿porque se hace esto?

Definición de la noche americana.

Como hemos dicho anteriormente es un recurso cinematográfico que consiste en imitar las condiciones nocturnas mediante diferentes técnicas de fotografía en rodajes diurnos.

Cómo surge la noche americana

En el origen de esta técnica encontraremos el gran secreto que esconde y que tanto nos ha engañado en los grandes clásicos del cine, y de todos los géneros.

La noche americana surge en las primeras películas que por exigencias del guión, se debían rodar por la noche en exteriores, esto que hoy en dia no se tiene mucho en cuenta más allá del plan de rodaje, en la época suponía un reto ya que la película de las cámaras no contaban con la sensibilidad suficiente como para captar la imagen, incluso con los focos más potentes de la época.

Esto provocó que los fotógrafos de la época se las ingenian para convertir la noche en el dia, incluso agilizando en muchos casos el coste de producción, por lo que se adoptó rápidamente como recurso.

Cómo se realiza la técnica de la noche americana.

Realizar la técnica en sí es relativamente fácil, consiste en aplicar una serie de filtros colocados en la cámara para atenuar a nuestro antojo el cielo y la escena, y así crear el efecto deseado.

Así pues se crearon una infinidad de filtros para colocar en cámara, sobre todo de degradado que son los que generalmente nos dan ese efecto de noche, o incluso de atardecer idílico, o cualquier otro efecto de cambio en la escena en sí.

La noche americana en la era digital

Hoy en día la noche americana no existe por necesidad, sin embargo sí que existe como recurso, es casi una constante, aunque no se llama noche americana como tal, es muy frecuente encontrar cielos y escenas alteradas mediante filtros. Atardecer idílico, paisaje helado, tonos desérticos, etc.

En el mundo digital hay dos formas de crear este tipo de recursos, el primero y más clásico es usar los filtros y realizar este efecto desde la grabación y el segundo es llevar la grabación normal a postproducción donde se realizarán las acciones pertinentes para crear estos efectos.

Resumen

Para concluir solo diré que esta técnica que antaño suponía un secreto hoy en día es una técnica más, un recurso muy interesante que podemos añadir a nuestras películas, incluso para intensificar la narrativa que cuenta cada una de nuestras historias.

Espero que os haya gustado este acercamiento a la técnica de la noche americana, y por supuesto si nos interesa tanto como poder hacer esta técnica, como si queremos saber acerca de la misma, os animo a  investigar al respecto. hasta próximos post.