Hoy vamos a ver un post creativo, abierto, ya vamos a ver algunos consejos para crear ficción, y os he dicho consejos porque no existen una pautas para crear ficción como tal. La ficción es un mundo muy abierto que puede interpretarse de muchas maneras, de tantas como géneros existen y se pueden combinar entre sí.

Que es la ficción

Empezamos desde el punto de vista de la definición de qué es la ficción.

Se denomina ficción a la simulación de la realidad que realizan las obras literarias, cinematográficas, historietísticas o de otro tipo, cuando presentan un mundo imaginario al receptor. El término procede del latín fictus («fingido» o «inventado»), participio del verbo fingiere.

De modo que viendo esta definición de ficción extraída de la la wikipedia podemos ver que todo cabe cuando creamos una historia, en este caso cinematográfica aunque sirve para cualquier medio.

Cuando digo que todo vale, es que podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación para crear lo que nos dé la gana, si literal, ya veremos después en qué género encajamos nuestra historia, o lo real que queremos llevarla a cabo, pero lo que tenemos que principalmente tener en cuenta es que la ficción no es realidad.

Para qué sirve la ficción.

La ficción es una herramienta muy potente que sirve para contar historias a través de diversos medios, como hemos visto en la definición, aunque el medio que más nos interesa es el cinematográfico.

A través de esta herramienta o de este medio de expresión podemos contar historias que nos lleven a las estrellas, o al fondo del mar, o darle un punto de vista diferentes, incluso de dar nuestra particular visión del mundo.

Por lo tanto para crear ficción el primer consejo o más bien lo primero que debemos saber es que simplemente estamos creando ficción. Así de sencillo.

“Como me solían decir de pequeño. El papel se deja escribir lo que uno quiere”.

Me explico, y siguiendo con el hilo anterior, al crear ficción podemos infringir normas de la vida, podemos usar una narrativa que engañe a los ojos y al cerebro para crear una continuidad con imágenes. Podemos crear una historia que nos lleva de forma real al las calles com parte de nuestra visión, pero sigue siendo ficción. Ya que está manipulada para contar la historia que queremos.

 

Haz volar tu imaginación

Una de las partes que más me gusta a la hora de escribir ficción en explorar diferentes géneros, como digo siempre, el drama está en todas nuestras vidas, es por eso que en mi caso decidí escribir historias fantásticas, historias que se encuentran más allá de la imaginación, historias que nos saquen de nuestro dia a dia, y esto me lleva a otro de los consejos para escribir ficción, Haz volar tu imaginación.

Tanto si te gustan las historias dramáticas como si no, o si te apasionan las historias de amor o cualquier otro tipo, no hay ninguna regla que prohiba escribir ciencia ficción y cine romántico, o thriller y drama. O combinar cualquier otro género.

Por supuesto esto no vale para todos escritores o creadores, y no es ni malo ni bueno, es simplemente que en el mundo del cine y de la ficción en general hay muchas formas de contar las historias, y por suerte muchas historias que contar también, pero no a todo el mundo le gusta hacer volar su imaginación, ya que prefieren acercarse más a la realidad y viceversa.

Ficción sobre el papel

Una vez hayamos dado rienda suelta a nuestra imaginación y tengamos una idea más o menos madura, toca plasmarla en papel. Aquí es donde nos daremos cuenta de a qué punto ha llegado o llegará nuestra historia en términos de viabilidad, éxito y otros parámetros técnicos. Es por eso que es un buen punto para corregir aspectos sobre las mismas. Toca ser autocríticos y si hace falta reescribir nuestra creación.

No nos engañemos nadie escribe una historia perfecta, y menos de primeras. Las historias hay que madurarlas, hay que reescribirlas, estudiarlas, y repasarlas una y otra vez. Y a su vez estudiar sus personajes detenidamente para enriquecer ambas partes. En definitiva hay que darles vida para que se puedan desarrollar.

Resumiendo, para escribir ficción hay que dejarse llevar, hay que volar lejos sin miedo, y después poco a poco hacer que madure nuestra ide y nuestra historia, para poder dar lugar a una buena producción, con unos personajes que hagan de nuestra historia una realidad.

 

Espero que os haya gustado este post, y no olvidéis que en el curso de cine y en el parte de consulting podéis encontrar todos estos temas tratados en profundidad y podeis preguntar cualquier cosa, tanto creativa como técnica. Y por supuesto podéis suscribiros en la newsletter y seguirme en las redes sociales.