Hoy vamos a seguir en la línea de los pequeños talleres y vamos a realizar nuestra primera biblioteca en este caso de texturas.

Esto que parece algo trivial y que podemos decir , en internet hay texturas a patadas, o en cualquier banco de imágenes hay muchas texturas, es algo que agradeceremos cuando veamos que nuestros fondos y tratamientos de imágenes son únicos, de calidad e irrepetibles y por supuesto podremos tirar exactamente de lo de lo que necesitemos en cada momentos, ya que el material lo crearemos nosotros

Que son las texturas

A nivel general, la textura está vinculada a la superficie externa de un cuerpo. Se trata de una propiedad que es captada a través del sentido del tacto. La suavidad, la aspereza y la rugosidad son sensaciones que transmite la textura. Por ejemplo: “Amo la textura de esta camisa: es muy suave”, “La textura irregular del escritorio perjudicó mis trazos”, “Estas cremas contribuyen a suavizar la textura de mi piel”, “Los ciegos pueden leer gracias a la textura de las hojas escritas en Braille”.

Asimismo no hay que obviar la existencia de la textura del suelo. En base a ella se establece una clasificación de terrenos como son la arcilla, la arena fina, la grava, el limo medio, las piedras, el limo fino o la arena gruesa, entre otros.

En el ámbito de la pintura, la textura hace referencia a la agrupación de formas y colores que permiten percibir irregularidades en una superficie continua o plana. La textura, por lo tanto, aporta realismo a las obras.

 

En este ámbito artístico tenemos que dejar patente, por tanto, que la textura surge como una manera de hacer la obra mucho más real. Es la clave para conseguir representar determinados aspectos de la vida. Todo ello se consigue a través de elementos tales como el grosor de las líneas, los colores, el relieve, las formas…

Pero no sólo eso. Además a lo largo de la historia se han recurrido a otra serie de técnicas y elementos para poder alcanzar la textura, la realidad, que se desea en una pintura. En este caso podríamos subrayar desde la utilización de papel y cartón hasta introduciendo madera pasando por mezclar arena y óleo.

En la informática, por último, una textura es un mapa de bits que se usa para cubrir la superficie de un objeto virtual con un programa de gráficos especial.

Que son las trama

La palabra trama tiene su origen en un vocablo latino que hace referencia al grupo de hilos que, combinados y enlazados entre sí, consigue darle forma a una tela. La palabra también designa al tipo de seda que, por sus características, resulta útil para entramar.

La trama también es la confabulación o conspiración que se lleva a cabo con el propósito de dañar o perjudicar a alguien: “Fui víctima de una trama por parte de la oposición que intenta desbancarme ilegítimamente de mi cargo”, “El asesino tejió una trama siniestra para engañar a la víctima y poder someterla a todo tipo de vejámenes”.

Para las telecomunicaciones, una trama consiste en una unidad o módulo de transmisión de información. Este concepto es similar y equivale a la idea de paquete de datos en el grado de enlazamiento de datos del modelo OSI. Está compuesta por una cabecera (que incluye campos de control de protocolo), datos (aquello que se quiere transmitir en un nivel de comunicación superior) y una cola (donde se establece un chequeo de errores).

Como crear nuestra biblioteca de texturas

 

En realidad crear una biblioteca de texturas no tienen mucho misterio, el único hándicap que tienen es salir a por ellas en las sesiones que haga falta, o bien cuando nos hagan falta o acordarnos de, en cada uno de nuestros viajes o sesiones de fotos en cualquier lugar, ir tomando dicha texturas.

Por definición la textura es algo que se repite, por lo que podemos encontrar un sin fin de ellas en cualquiera parte, tanto en la naturaleza, como en casas y edificios, en el cielo diurno, en el cielo nocturno, en todo tipo de terrenos, etc,

Cuando hablo de texturas tambien me puedo referir a tramas, cuya definición es parecida pero nos da ese elemento diferenciador que la hace tan especial y a veces tan artística, por lo que no tengáis miedo de tomar imágenes de este tipo y clasificarlas dentro de dicha biblioteca.

Captar texturas.

Como he dicho se puede captar texturas en cualquier parte, teniendo en cuenta que no sabremos donde la usaremos, ya que la idea de esta biblioteca es acudir a ella cuando necesitemos algún tipo de textura ya sea para enriquecer nuestras imágenes, dar un toque a nuestras fotos, o incluso usarlas para crear lo mapas de nuestros elementos en 3D.

Pautas a tener en cuenta

Para captar cualquier textura o trama vamos a ver unos parámetros básico que será de gran ayuda. Por supuesto la captación de las mismas serán a través de fotografía, en cualquiera de sus técnica.

  1. En primer lugar para captar texturas lo ideal es colocarse en paralelo a la textura elegida, con lo conseguiremos una superficie plana, que luego podremos adaptar y moldear a cualquier obra que tengamos entre manos.
  2. Lo ideal es usar el trípode, para que no se capte el movimiento en la toma, aunque esto no es obligatorio debido a que si usamos tiempos de exposición muy altos la fotografía es una instantánea no debemos olvidar que la fotografía de baja exposición nos puede dar un nuevo mundo de texturas.
  3. Para captar las texturas solemos tender a usar objetivos angulares con la finalidad de que todo esté enfocado y lo más nítido posible, con el fin de llevarnos esta textura de forma neutra a la postproducción.
  4. Es importante usar la resolución máxima de la cámara y el RAW si dicha cámara lo incorpora, por dos sencillas razones, en el primer paso una imagen de alta calidad siempre nos va resultar mucho mejora a la hora de trabajarla y adaptarla a la composición que deseemos y en el caso del RAW siempre es interesante poder tener los parámetros para o bien crear nuevas texturas a partir de la original o para retocar en caso de que nos haya fallado algún parámetro.

Recordad que texturas pueden ser un sin fin de materiales y lugares, una pared, una cenefa, la arena de la playa, las hojas sobre el suelo, un montón de frutos apilados en una cesta, un suelo de piedras, baldosas y un largo etc.

 

Procesar la imagenes

En cuanto al procesado de la imagen se refiere no distará mucho de una fotografía que capturamos y que quisiéramos revelar, como ya vimos en el post del revelado digital. El hecho es llevarte a cualquier programa de procesamiento la imagen en RAW para poder potenciar sus parámetros aunque en este caso no estamos haciendo arte, sino que queremos la imagen lo más neutra posible, eso quiere decir un punto de contraste, saturación, negros, blancos, etc adecuados.

Siempre con la mirada puesta en para que se usará la textura, es decir como no sabemos el resultado final dejamos la textura si nos resulta posible tanto en JPG como en RAW en la biblioteca para después poder procesar la textura según nos convenga y adaptarla a las condiciones de nuestra composición artística o 3D.

Te aseguro que de esta forma el resultado final se notara.

Organizar nuestra biblioteca de Texturas

Una vez que tenemos nuestra imagen llega el momento de ordenarla, debemos de ponerle un nombre concreto para poder buscarla de forma rápida y en cualquier momento, incluso con un buscador.

A su vez siempre debemos tener en cuenta una clasificación previa de carpetas, una jerarquía que nos de un orden y a través de la que busquemos de forma sencilla. En mi caso la jerarquía de texturas seria tal y como muestro en la imagen.

Aunque cada uno puede buscar la jerarquía de carpetas que mejor le convenga, siempre y como hemos dicho en pos de encontrar rápidamente las imágenes o en este caso textura que busquemos.

Un consejo que a la larga seguro que todos agradecemos es tener un disco duro externo para cada una de nuestras bibliotecas, esto supone una inversión a priori desproporcionada pero como nunca sabremos en qué ordenador nos tocará trabaja o lo grandes que puedan ser nuestra bibliotecas siempre es bueno dejar margen y tener espacio de sobra para ello.

Colgar nuestras texturas en banco de imágenes.

 

Cuando tenemos una amplia biblioteca de texturas siempre podemos ponerla a disposición de los demás y ganarse algún dinero por ellos. Podemos colgar estas en un banco de imágenes a disposición de todos o en varios bancos para incrementar la visibilidad y el dinero a percibir.

Pero cuando realizamos esta operación debemos tener en cuenta varias cosas, no todas las imágenes serán aceptadas por varios motivos, que el equipo de revisión alegara, material parecido, problemas técnicos, problemas de foco, etc. Y por otra parte aunque logremos conseguir una biblioteca de grandes dimensiones el pago por la compra de fotos no es muy dilatado, de modo que no esperemos hacernos ricos con esto, incluso hacer un sueldo.

Es por este motivo que al principio os comente que es mejor tener cada uno su propia biblioteca, ya que sabes lo que tienes puedes recurrir de forma gratuita y tu biblioteca si eres una persona inquieta y que siempre lleva la cámara no parará de crecer, como es mi caso.

Hasta aquí el post de hoy, muchas gracias por estar ahi un dia mas y no olvidéis que podamos ver ver todo el material organizado debidamente en el índice de contenidos y ver mas videos, talleres y tutoriales en el canal de youtube.

To be continued…

*Definiciones extraidas de definicion.de