Hoy voy a tocar uno de los temas más complicados dentro de una producción cinematográfica, incluso para los más reconocidos en el mundo del cine.  La producción ejecutiva.

Y es que la producción ejecutiva, es el momento en la cual se hace el desembolso inicial con la intención de crear un negocio en torno a una determinada producción, algo complicado en la mayoría de los casos, es el inicio del negocio y esto supone retos de toda clase.

Producción ejecutiva

Definimos producción ejecutiva y la llevo a mi terreno para podáis comprender mejor en qué consiste. Como he dicho la producción ejecutiva es la parte de la producción en la cual una o varias figuras física o jurídicas realizan un desembolso de dinero para crear la producción en sí, de tal modo que en una o en varias fases se pueda realizar dicha producción.

Persona fisica o juridica.

La producción ejecutiva se puede realizar desde estos dos puntos de contribución. La persona física sería la persona individual o colectiva que realizan la contribución desde el punto de vista particular, o desde fuera de una empresa, dicho de otro modo sería dinero privado de una sola persona o colectivo de personas de carácter privado.

Por otro lado la producción ejecutiva desde el punto de vista jurídico viene dado por el ámbito empresarial, ya sea de corte público con subvenciones o privado a través de productoras y otro tipo de empresas, donde podríamos englobar a los patrocinadores y entidades financieras.

Objetivo de la producción ejecutiva.

El objetivo principal de la producción ejecutiva es asegurarse de que hay el dinero suficiente para realizar el proyecto cinematográfico o producción el cual se lleve a cabo, con el fin de conseguir una rentabilidad una vez esta producción se distribuye, ya sea a través de certámenes y concursos, o a través de la principal entrada de dinero en estos casos, la recaudación en cines de la película o producción, a lo que añadimos los beneficios a largo plazo derivados de derechos de emisión y ventas, y otros derechos derivados de la creación de cualquier producto como puede ser el merchandising.

Cómo ejecutar una producción ejecutiva

La producción ejecutiva se puede realizar según mejor nos convenga dentro del caso de cada una de las producciones cinematográfica, que siempre son casos diferentes a tratar.

Es apropiado ver cada caso por separado y adaptar este departamento como tal a cada una de ellas. Veamos algunos casos

El caso más común dentro de la producción ejecutiva es contar con todo el monto desde el inicio de la misma. Es algo complicado pero es lo ideal, sobre todo para acogerse a los presupuestos estipulados para cada departamento de cine, gestionados a través del departamento de producción. Esto es más fácil en producciones de bajo coste y producciones de corte más alternativo.

Sin embargo otra forma de llevar a cabo la producción ejecutiva es hacerlo en diferentes fases, algo más común dentro de medianas y grandes producciones, que según avanzan crean estimaciones del coste total. Un modo más arriesgado, ya que puede llevar a fracasos, pero en general cuando esto sucede hay una gran cantidad del presupuesto destinado a marketing por tanto, al menos se aseguran una gran pegada en el estreno.

Formas u opciones de producción ejecutiva.

En la actualidad se han multiplicado las opciones de producción ejecutiva, a la vez que se ha complicado la tarea, debido en gran medida a la abertura del mundo digital, y por ende a la cantidad de producciones que se intentan realizar al cabo del año. Un punto delicado en el que se mezclan producciones alternativas con producciones de alto nivel.

En las siguientes líneas vamos a ver varios modos de de hacer producción ejecutiva.

Una forma común de hacer producción ejecutiva es el crowdfunding, un método que sirve para conseguir pequeñas cantidades y que no siempre es fiable o funciona dentro del mundo del cine.

Los créditos e hipotecas bancarias también son uno de los métodos más comunes cuando eres un autor alternativo o poco reconocido, incluso cuando eres reconocido es fácil conseguir un crédito con aval pero tus espaldas quedan al descubierto hasta que la producción de sus frutos.

Las subvenciones son una de las formas de producción ejecutiva más comunes y cada país tiene las suyas como parte de incentivos para crear cultura con la marca de cada uno de los países de origen. Estas subvenciones son totales o parciales y dependiendo de cada país se rigen de una forma u otra, tanto para obtenerlas como la cantidad derivada del presupuesto de cultura para la creación de dichas obras.

Otra forma común es la reunión de dinero procedente de patrocinadores, con los cuales se llegan a acuerdos de publicidad en la mayoría de los casos, ya sea mostrando el logo o el producto dentro de la producción, como llegando a acuerdos alternativos. Es algo muy común y que suele funcionar como incentivos o como complemento a la producción ejecutiva. Hay que tener en cuenta que en algunos casos también podemos negociar con estos patrocinadores el intercambio de especias.

Otra forma de producción ejecutiva es la reunión de colectivos o dinero particular, entrando ya en la parte del negocio puro y duro, la idea en este caso es crear una sociedad o colectivo en el que cada individuo pone una cierta cantidad de dinero con la cual sacar adelante una producción. Por regla general cuando se crean los convenios y contratos pertinentes se acuerda que la recaudación y beneficios vayan en partes proporcionales al monto que cada uno aportó en un principio, algo lógico teniendo en cuenta el riesgo de llevar este tipo de negocio a cabo.

El cine como negocio

Los técnicos de cine pueden ser las personas más dedicadas y vocacionales de todos los ámbitos del mundo laboral, se despiertan siendo cine, y se acuestan siendo cine, y mientras duermen sueñan con cine, pero no debemos olvidar que el cine es un negocio, y aunque seamos muy pasionales con nuestro trabajo esto es un hecho que debemos llevar a rajatabla.

De tal modo que el punto que tratamos hoy de producción ejecutiva es muy importante no solo para que estos técnicos y visionarios lleven a cabo la producción y sean bien remunerados, sino también para que las productoras y productores ejecutivos nos sigan ayudando, por tanto deben ver que hay futuro en nuestras historias, que hay negocio en definitiva en lo que contamos en cada producción.

No olvidemos que como en cualquier negocio se pone dinero de antemano para que la ejecución de una serie de trabajos lleve a dar la recaudación necesaria para cubrir los gastos y beneficios, una vez cubierto todos los gastos básicos citados.

Nuestro propio camino para la producción ejecutiva

Como parte de la productora XD7, no solo estamos al tanto de todo esto que hoy os he contado, sino que hemos creado un departamento en el cual ser productor ejecutivo es algo más que poner dinero. Sabemos que el dinero no crece en los árboles y sabemos el coste de cualquier producción, por lo que en nuestro departamento financiero y gracias a nuestro fondo de inversión hemos creado un sistema en el que nuestros accionistas, productores ejecutivos y todo aquel que esté interesado en ver crecer su dinero a la vez que ayuda a dar los primeros pasos de los proyectos que XD7 propone, puede participar en el mismo, con total transparencia y garantía de éxito.

Sin más aquí os dejo toda la información de nuestro fondo de inversión en forma de producción ejecutiva, donde explicamos todo lo que necesitas saber si estás interesado en el tema.

Espero que estas líneas os hayan sido de utilidad y me gustaria veros en siguientes post, no olvidéis seguirnos en las redes sociales y comentar acerca de los temas de cine en los que queráis profundizar. Os espero en las redes y en el canal de Youtube.

to be continued…