Sobre la Mesa de Dibujo

Uno de los puntos previos más importantes antes de ponernos a desarrollar un proyecto cinematográfico o casi cualquier proyecto creativo es pasar por la mesa de dibujo. Un simple paso que en muchas ocasiones no tenemos en cuenta y una vez hemos avanzado en el proyecto nos damos cuenta de que hay problemas, ya sea de base esquemática, de planificación, de dibujo y orientación, etc.

Desde luego no es la primera vez que lo sufro en mis propias ideas de modo que voy a intentar repasar aquí diferentes formas de pasar por la mesa de dibujo y evitar así que tengamos fallos en medio del desarrollo, acabando con las ganas que tenemos de desarrollarlos en frustración y abandono del proyecto, algo que también he sufrido de primera mano.

Diferentes Formas de Planificación.

Literatura. Para esta forma de expresión, ya sea para una novela, un relato o un guión es de vital importancia pasar por una mesa de dibujo particular, que en este caso tendrá forma de esquema. Un esquema que nos mostrara el camino a seguir hacia nuestro escaleta y hacia la creación del detalle final a lo largo de diferentes fases o pasos de revisión.

Cine. Por supuesto en el cine sabemos que es de vital importancia un plan de rodaje, del que ya hemos hablado y de un Story board que nos oriente en cuanto al desarrollo de la escena global ya que en el plan no tienen porque ir todo en orden cronológico de nuestra historia. Podemos revisar esto en los post que anteriormente escritos.

Concepts. Para los concepts usaremos una mesa de dibujo más real, en el más puro sentido de la palabra, que es la que nos trae a este post. Para crear un concepto debemos primero dejar volar nuestra imaginación para crear una serie de bocetos que nos vaya dando una idea de lo que creemos crear. Después de los bocetos, que cada autor los hace con el medio que mejor se adapte a él, ya sea grafito, boli, acuarela u otras técnicas, pasamos a realizar bocetos o dibujos más elaborados, donde ya distinguimos mejor las formas, los colores, las intenciones, en definitiva los detalles, pasando ya a una técnica de dibujo más específica y concreta que muestra todo lo que queremos destacar.

 

Aquí pasamos del arte a la técnica y pasaremos a interpretar y concretar los dibujos artísticos con los dibujos técnicos, con el fin de crear las piezas necesarias para nuestra obra final.

Los concepts, los que nosotros solemos tocar, como repasamos en post anteriores pueden estar destinados a fotografía, cine o videojuegos, de dos formas mundo real y mundo digital de modo que vamos a repasar brevemente cómo pasar del concepto a la fabricación.

De la Mesa a la Fabricación del Concepts.

En este punto y en este caso vamos a hablar simplemente de la cantidad de formas que hay para llevar a cabo un concepts, no de los procesos en sí, de modo que dejaremos al margen el lugar donde vayan destinados y vamos a dar un punto más innovador aplicado precisamente a estos artes finales.

En primer lugar debemos saber que no existe una forma correcta o incorrecta de llevar a cabo este tipo de concepts, lo importante es llevarlos a cabo y que sea funcional, siempre y cuando miremos a nuestro objetivo. Por ejemplo si tenemos que mostrar un vehículo para una fotografía no es necesario que funcione como tal, eso siempre hay que tenerlo presente, o por el contrario presentamos un concepto para cine y necesitamos que funcione, pero no necesitamos que de las prestaciones del mercado y mucho menos que cumpla todos los requisitos de fabricación y otros puntos que se le exigiría a cualquier fabricante.

Dicho esto podemos usar materiales clásicos para nuestras creaciones como la madera, el hierro, el aluminio, poliespan pintado, o bien podemos usar materiales de plástico adaptados de otros objetos o útiles, o creaciones de plásticos en 3D, incluso podemos combinar estos materiales para dar como resultado obras totalmente diferentes.

Podemos usar tecnología LED, en cuanto a la iluminación, aportando un toque tecnológico a la vez que reducimos el consumo, podemos combinar diferentes materiales reactivos a la luz y que las cámaras de hoy en día pueden recoger con más claridad.

También tenemos la opción de combinar los recursos digitales con los recursos tangibles, podemos construir una pequeña parte del escenario o cualquier otro concepto y terminar este en el ordenador, ayudándonos a potenciar la narrativa de la historia, y un sin fin de posibilidades, todas ellas válidas.

Como veis podemos combinar un sin fin de posibilidades, tanto opciones como técnicas y tecnología, que en la actualidad es más fácil de combinar para que nuestras obras tengan mas parecido a los bocetos y artes creadas en la mesas de dibujo, haciendo por tanto que la imaginación vuele llevando a cabo cada vez ideas más complejas, pero ante todo pasando previamente por la mesa de dibujo y planificación.

No olvidéis seguirme en las redes y apuntaros a las Newsletter de Carlos Lorite y al proyecto Beyond Space, del que iremos informando de sus avances así como desvelando un montón de sorpresas.

to be continued…