Uno de los puntos fuertes de cualquier producción son los personajes. Y hoy vamos a profundizar en este concepto, no solo para crear personajes, sino también para ver diferentes sicologías que puedan acercar estos personajes al publico. Siendo esta la forma mas inmediata de conectar con ellos y hacerles participes de la historia.

Una vez hemos pensado todo la parte técnica de la producción, imagen, ambientación, y otros aspectos a tener en cuenta podemos profundizar en nuestros personajes, siendo también posible pensar sobre ellos mientras que se escribe el guión, antes, o durante la resolución de los problemas técnicos. Lo normal es siempre tenerlos en la cabeza porque en cualquier momento pude que se te ocurra algo que le de el toque especial que teneníamos en mente para ese personaje.

Creación de un personaje.


Cuando escribimos algún guión podemos tener dos opciones, crear la historia a partir de un personaje muy concreto cuya personalidad esta completamente definida o escribir a partir de una historia que deseemos plasmar y ver como encajar los personajes en esta.

En la primera opción, tenemos muy bien definido como será nuestro personaje, alto, bajo, hombre mujer, pelo corto, largo, etc. Así como consciente o subconscientemente tenemos en mente la sicología de ese personaje, ya que lo queremos poner directamente en un contexto especifico para que se desarrolle la historia.

En la segunda opción, tenemos una historia, a la que debemos dar prioridad y después incluir a los personajes no solo para enganchar al espectador sino para enriquecer la historia en sí con comportamientos que pueden hacer crecer la misma.

En ambos casos cuando estudiamos a los personajes lo que pretendemos es hacer participe al espectador, haciendo que estos se identifiquen con alguno o varios de nuestros personajes. Es por esto que muchas series o películas llegan mejor que otras, debido a que los personajes están de alguna forma conectando con nosotros o nuestras acciones.

Aspectos importantes a tener en cuenta para personajes en una producción.

La apariencia física. La apariencia física normalmente distingue como es el personaje a los ojos de los demás, en muchos casos se usan estereotipos o perfiles tipo, pero aun así es muy usual encontrar perfiles diferentes y personajes de culturas diferentes para enriquecer toda la historia y tener varios puntos de vista de la misma. Con esto se logra captar a varios tipos de espectadores.

La sicología. Este aspecto es muy interesante a la hora de desarrollar y crear el personaje, es el que puede y el que debe marcar la diferencia con respecto al resto de personajes. Este aspecto es el que le da la personalidad al personaje, el como actuaría en cada una de las situaciones que propone la historia en si. El como habla, cual es su actitud frente a los hechos que se plantean, etc. Este aspecto también suele llegar a los espectadores ya que los personajes actuan de acuerdo o no a como lo harían ellos, identificándose también con su carácter o su forma de actuar.

Estas dos características deben estar muy bien definidas dentro de cada personaje, ya sea principal o secundario, no solo en la escritura sino en las pautas que el director ensaya con los actores, de tal modo que estas son las herramientas básicas de las que parten los actores. Contra mas definido este mejor y mas le sirve a los actores, y a todo el equipo artístico para desarrollar las escenas pertinentes dentro de la producción dándoles todo el énfasis y emoción que necesiten para hacer creíble toda la historia y el desarrollo dentro de cada producción.

Haremos próximos post en los que profundizaremos mas en los perfiles tanto físicos como sicológicos y en como los actores se introducen en ellos para interpretar estas acciones en la producción.